El rojo cayó ante Deportivo Rivera

El rojo cayó ante Deportivo Rivera
agosto 20 19:55 2018 Imprimir este Articulo

En un emotivo partido en Rivera, Deportivo Rivera se lo dio vuelta a Independiente de Doblas y cerró la tarde celebrando una goleada por 4 a 1

El local salió a jugar de igual a igual sabiendo de la talla de su oponente, e Independiente fue en busca del arco defendido por Marcelo Córdoba desde el minuto uno; Así las cosas los dos buscaban por los costados capitalizar su poderío de ataque.

El primero en avisar fue el equipo dirigido por Guido Carracedo, sobre la mitad de la primera etapa un despiste en el centro del campo es aprovechado por Emiliano Cocco que habilita a Miguel Rosón sobre la izquierda y este, mano a mano con Córdoba, se pierde la apertura del marcador ante el cierre del “1” local, que rápido de reflejos responde abajo tapando el remate del atacante de Doblas.

Deportivo Rivera se hacía peligroso con la gambeta de Bravo y apostaba a llegar por los costados con la velocidad de Altamiranda por un lado y Azcona por el otro buscando en el centro la cabeza de Cañete, así o siendo vertical en el juego de Gavilán siempre teniendo como un “faro al “9” de Rivera que aguantaba todas y buscaba hacerse de una oportunidad de gol. En la primera parte, más allá de las intensiones, ninguno pudo quebrar el cero.

El segundo tiempo fue una extensión de lo sucedido en el inicio, mucha intensidad física y ambos equipos tratando de hacer la diferencia. A los 8´un avance de Doblas por el centro y Rosales que entre lineas lo ve a Ghel en la izquierda, este que llega justo a la pelota disputandola con Altmaier y en el roce el juez cobra una falta a favor del visitante a centímetros del área. De ese tiro libre llegaría la apertura del marcador, Miguel Rosón, con una exquisita pegada, adelantó al Rojo Doblense.

Cuando todos suponían que Independiente buscaría enfriar el partido, Deportivo no lo dio opción, Altamiranda y Bravo por izquierda inquietaban a Yaupi y Schaab, Azcona tirado sobre la derecha buscaba juego con Gavilán y Fernández se desdoblaba en ataque sin descuidar el centro del campo. Así fue que una y otra vez el arquero Alomo se quedó con chances netas de gol para el local, primero un centro de Bravo que encontró a Cañete entrando al área chica y cabeceando de pique al arco, situación que encontró al “1” visitante bien parado y ahogando lo que pudo ser el empate, a los 18´otra vez Alomo se hizo enorme en el arco y tapó una clara de Altamiranda que, entrando por izquierda, remato al palo del arquero que la sacó al corner.

A esta altura Deportivo era más e Independiente se resguardaba en la contra con el resultado a favor, pero de tanto ir el local encontró la igualdad. A los 23´Altamiranda cede para Bravo que profundiza por izquierda sacándose a Yaupi de encima y enviando un centro para el ingreso de Etoo Azcona por derecha que la bajó y sacó un remate cruzado al palo más lejano de Alomo sin que nada pueda hacer para evitar la caída de su arco.

El empate le sentaba bien al desarrollo del partido y no cesaba la intensidad en cancha, cada ataque era correspondido de la misma forma, así la mitad de la cancha era solo de tránsito y se jugaba cerca de las dos áreas siendo el local el que tomaba las riendas del partido.

A los 33´una acción de juego cambiaría el rumbo del partido, Bravo avanzando por el lateral izquierdo se la pasa a Altamiranda que es derribado por Bruno Schaab, el juez que le muestra la segunda amarilla y el central de Doblas que se tiene que ir a las duchas anticipadamente. De esa jugada llega un centro al área desde un tiro libre, Zangara que la baja con un cabezazo y Altmaier entrando al área chica la empuja con destino de red para poner el 2-1 y dar vuelta el resultado.

Los de Carracedo buscaron la paridad y en contrapartida recibieron un nuevo golpe, otra vez por izquierda avanza Deportivo y un centro lo encuentra a Luis Cañete que se lanza espectacularmente en palomita para poner a los 37´el 3-1 y la algarabía del local. 

Con el resultado a favor y a falta de poco para el cierre, Deportivo Rivera manejó los tiempos del partido, aun así, el visitante fue por el descuento y en respuesta volvió a recibir un gol. A los 51´en una embestida del local Nicolás Esquiú llegó al área contraria para sentenciar la goleada poniendo el definitivo 4-1 dejando la victoria en casa.

El resultado final fue abultado para lo que fue el trámite del encuentro, de todas maneras la eficacia en el segundo tiempo del local hace inapelable la superioridad del ganador, que supo aprovechar el minuto fatal del visitante cuando se quedó con 10 hombres en cancha e hizo la diferencia para ganar con justicia un vibrante partido ante un rival directo en la lucha por ser el mejor de la zona norte.

Fuente: Diarioderiverva.com.ar

  Categories:

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenzar la conversación.

Agregar comentario

Deja un comentario