Verna echó a Tierno

Verna echó a Tierno
junio 01 10:55 2018 Imprimir este Articulo

Este viernes, como consecuencia de un conflicto que se inició por la sanción al custodio preferido del ministro, el gobernador Carlos Verna le dio un rotundo respaldo a su jefe de Policía Roberto Ayala y en el mismo acto reclamó la renuncia del ministro condenado por abuso de poder. Ante la negativa de Tierno a renunciar, lo echó.

El área de Prensa de Casa de Gobierno confirmó a las 9.25 horas esa decisión. Media hora después, lo tuvo que echar, porque Tierno se negó a renunciar.

El reemplazante sería el intendente de Castex, Julio “Tato” González.

La decisión para que se vaya Tierno incluye una curiosidad. El Decreto 1558/18 revoca una decisión del propio Verna. Deja sin efecto el decreto 02/2015 “y en consecuencia rescíndanse los servicios prestados por el doctor Juan Carlos Tierno”. Es probable que esa referencia consista en un modo de, ahora sí, cumplir el fallo judicial que inhabilita a Tierno a ejercer cargos públicos.

Verna había convocado a Tierno muy temprano. Lo citó a su despacho a las 7 de la mañana. El gobernador le avisó que iba a “bancar” a Ayala en la disputa. Y que se tenía que ir. Tierno prefirió no renunciar, en una suerte de atrincheramiento final. Por eso Verna lo echó.

Verna firmó el Decreto N° 1539/18, mediante el cual se deja sin efecto la Resolución Nº 96/18 que dispusiera la adscripción del Suboficial Principal de Policía Chon Simouang al Ministerio de Seguridad. A partir de la fecha, el agente retoma sus tareas en el ámbito de la Policía pampeana.

El escándalo coincidió con un fallo del Superior Tribunal de Justicia que dejó a Tierno en la cornisa: esa decisión del máximo organismo judicial inhabilitó la posibilidad de que el ministro avance con un recurso federal ante la Corte Suprema de Justicia.

A Tierno le queda la chance de recurrir en queja al máximo organismo judicial, pero la interpretación jurídica más extendida es que la sentencia debe hacerse efectiva en este momento, con lo cual el exintendente quedaría inhabilitado para el ejercicio de cargos públicos.

La decisión de pedirle la renuncia en este momento causó sorpresa incluso en el gabinete vernista. “No tengo ni idea”, confesó el ministro de Gobierno Pablo Daniel Bensusan poco después de las 9.30 horas. Cuando el Superior Tribunal de Justicia ratificó la condena, hace varias semanas, sonó fuerte la versión de que a Tierno le había llegado la hora. Pero sobrevivió, aunque bajó el tono de sus planteos públicos respecto de cuestiones internas.

Amén de sus problemas judiciales, Tierno hace rato que se había convertido en una carga para el gobierno provincial. Verna asumió varios costos políticos a cambio de sostener a una figura que, según las explicaciones del propio gobernador, tenía consenso en una importante porción de la sociedad, según las encuestas.

También era una forma de unificar a distintos sectores del PJ, aunque varias líneas internas ya no bancaban a Tierno desde hace rato. Especialmente fue notable la arremetida del condenado contra el marinismo, que metió presión para que lo saquen del cargo.

  Categories:

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primero en comenzar la conversación.

Agregar comentario

Deja un comentario