Un pampeano pide eutanasia

Un pampeano pide eutanasia
julio 21 12:43 2016 Imprimir este Articulo

El profesor y periodista Mario Higonet está postrado desde hace varios años por una enfermedad neuromotora. Hizo el pedido a tavés de las redes sociales. Esa práctica médica está prohibida en el país.

Un paciente pampeano, afectado por una rara enfermedad neuromotora desde hace varios años, pidió que las autoridades sanitarias analicen la aplicación de la eutanasia en casos como el suyo. Mario Higonet es periodista y profesor de historia y se encuentra postrado desde hace varios meses. Utilizó la redes sociales para realizar el pedido.

Higonet es oriundo de Guatraché y hermano de la exsenadora nacional e intendenta de esa localidad, María de los Ángeles Higonet. Profesor en varios colegios de la zona sur, también en algun momento fue profesor en el Instituto “José M. Estrada” de Doblas, también fue un colaborador de distintos medios, entre ellos El Diario, principalmente con coberturas deportivas.

La enfermedad se le declaró hace cinco años. Pudo atenderse en el Centro Internacional de Restauración Neurológica de Cuba, aunque su dolencia se profundizó hasta perder por completo la movilidad de sus miembros. A mediados de junio le colocaron una sonda para poder alimentarlo.

Con ayuda de sus familiares, publica a través de las redes sociales sus sensaciones y se comunica con amigos y conocidos. Este miércoles sorprendió con un pedido desesperado. “Solicito a las autoridades la práctica de la Eutanasia para casos como el mío. Esta enfermedad avanza a diario y te destruye”, expresó.

Además señaló que en torno a su tratamiento hay “un gran negocio para médicos y drogerías”. “También aprovechan el trabajo del personal de enfermería, quienes tienen la mayor responsabilidad al estar las 24 horas acompañando al paciente y reciben muy bajos ingresos. Si hay decisión política se pude dar una respuesta adecuada, porque esto no es vida”, añadió.

Higonet permanece internado y a partir de la cirugía para poder alimentarse, contó, su vida es “totalmente artificial”.

En su juventud, jugó al fútbol en Pampero, Unión de General Campos y General Belgrano. Fue periodista de radio. Hace unos años se hizo una campaña en el sur para recolectar dinero y ayudarlo a afrontar su tratamiento.

Debate

El pedido de Higonet reedita un debate ético y científico de la actualidad. En el país, la eutanasia no está autorizada. Sí se aprobó la ley de “muerte digna” en mayo de 2012, una norma que permite a los pacientes con enfermedades terminales el derecho de rechazar procedimientos para prolongar artificialmente sus vidas en caso de sufrimiento.

Según la normativa vigente, los pacientes podrán negarse a recibir procedimientos, cirugías y medidas de soporte vital, cuando “sean extraordinarias o desproporcionadas en relación a las perspectivas de mejoría”. También podrán rechazar hidratación y alimentación, si el único efecto de estas es la prolongación del tiempo en un estado terminal incurable.

Para conseguirlo, basta que el enfermo comunique su decisión al médico. En los casos en los que no sea capaz de comunicarse con el mundo exterior, el derecho de exigir una muerte digna para el paciente pasa a sus familiares o responsables legales. Sin embargo, la ley detalla que cualquiera sea el caso, la negativa no significará la interrupción de acciones destinadas al adecuado control y alivio del sufrimiento del enfermo.

En cambio, la eutanasia es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como aquella “acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente”. Es decir, es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él. La eutanasia está prohibida en la Argentina.

Fuente: Diario El Diario

  Categories:
  1. maria elena
    julio 21, 13:27 #1 maria elena

    estoy de acuerdo ,yo pienso que que en enfermedades cono esas y terminales no tiene sentido que los familiares tengan que pasar por tanto sufrimientos de ambas partes .

    Responder este comentario

Agregar comentario

Deja un comentario